jueves, 9 de marzo de 2017

SIN DÍAS





(Soneto)

Ya no hay lunes ni martes…, si tú no estás conmigo.
El miércoles y el jueves me encontrarán vacía…
Ya no tendré este viernes tu dulce compañía
ni el domingo ni el sábado el calor de tu abrigo.

El tiempo ya no es tiempo, porque no estoy contigo,
y sin embargo el alma se enciende todavía
con el dulce recuerdo de tu mano en la mía,
bajo esa clara luna, que fue de amor testigo.

Un viento de naranjos me envuelve en añoranza
y me arrastra implacable al hueco de tus brazos…
Pero todo es un sueño, una vana quimera,

un dolor que se esparce sin visos de esperanza.
Mi corazón amante se quebró en mil pedazos
al ver como los días se pierden en la espera.

Carmen Aguirre
11/ 11/ 2015

SUEÑO EN LAS MANOS





(Sextina provenzal)

Yo quise ser la sombra de tu sombra,
el agua cristalina de tu fuente,
el anhelado surco de tu beso,
el trigo de tu pan, luz de tu noche…
guarecerme en el fondo de tu sueño
y cobijar mi mano entre tus manos.

Pero, hace ya algún tiempo que mis manos
no encuentran a las tuyas, ni tu sombra
se tiende a mi costado. Y en tu sueño
se va embarrando el agua de la fuente,
y todo es sed de ausencia, negra noche
que aboca en la amargura de otro beso.

Has dejado a mis labios sin tu beso;
desasistido el hueco de mis manos,
pues las caricias huyen en la noche
por entre el laberinto de la sombra,
y mi surco se seca sin tu fuente
y no germinará nunca este sueño.

Mas yo en mi corazón siempre te sueño,
te llevo en mis adentros y en mi beso.
El latir de mi sangre es una fuente
que se va derramando por mis manos,
y lograré apartar la densa sombra
y surgirán estrellas en la noche.

Nacerá  un alba nueva, de la noche,
abriéndole senderos a ese sueño;
y ante el brillante sol, huirá la sombra…
y seré espiga y grano, tierno beso,
partitura y canción, fuego en tus manos,
lluvia que se recoge en clara fuente.

Vendrá desnuda el agua de mi fuente
a enredarse en los brazos de tu noche;
beberás en el cuenco de mis manos
y seré la esperanza de tu sueño,
el suspiro anhelante de tu beso
la claridad que emana de la sombra.

Cauce de luz tu sombra hacia mi fuente…
La luna se hizo beso entre la noche
y arropamos el sueño en nuestras manos.

Carmen Aguirre

2015

lunes, 20 de febrero de 2017

MÁLAGA, CAUDAL DE LUZ



(Romance)


Málaga de monte y mar,
blanca y fragante biznaga;
reguero de claridad
perfumada de albahaca.
Allí vi la luz primera
al resplandecer el alba
y, desde ese mismo instante,
fue mi nave, remo y ancla;
dueña de mi corazón
y estrella de mi alborada.
Málaga es ciudad de ensueño
que te enamora al mirarla,
y, al beso del sol, florece
como una rosa galana,
reflejando su hermosura
en el cristal de las aguas…,
en esas olas azules
que orlan de encajes sus playas.
Es toda un caudal de luz
que en torrente se desata;
y escarchada de luceros
su noche derrama nácar,
vistiendo torres y almenas
-de su moruna Alcazaba-
con tenue manto de luna,
bordado de hilos de plata.
Ella es vida de mi vida,
es “Paraíso” del alma…
Es un poema de amor
que a su belleza me engarza
.
Carmen Aguirre
24/ 1/2017