lunes, 14 de mayo de 2018

Entre dioses y planetas


Signos del Zodiaco

(Sonetos dodecasílabos)
.
Introducción:
.
Una rueda eclíptica de constelaciones
transita la tierra para ver al sol
en su recorrido por las estaciones,
héroes y animales como un caracol.
.
Un hijo que el fuego parió entre los astros
le impregna sus luces por el mes de abril
y deja en los hombres sus cálidos rastros
de carnero místico de modo sutil.
.
Un toro de tierra, gemelos de viento,
cangrejos de agua, leones y Astrea,
Temis y escorpiones, un Centauro atento,
la cabra que fue nodriza, Amaltea;
.
el bello Ganímedes, Eros y Afrodita,
influyen sus pasos de forma infinita.
.
Helena Restrepo
.
...............
.
I
.
Soy guerrera.
.
Me encantan los retos, soy "Aries" genuina,
para conseguirlos me crezco y agrando;
subo, bajo, vuelvo, siempre cavilando,
mi mente es así, pura adrenalina.
.
No intentes atarme, nadie me domina;
fiel, si con tu fuego sigues alentando
intensas auroras que abrasen amando,
pues amo que me amén, es mi cocaína.
.
Marte, mi regente, el dios de la guerra,
me dota de un halo sagaz y valiente
y lo que persigo lo suelo alcanzar.
.
Sí, soy el carnero que el valor encierra,
asumo mil riesgos, pecar de prudente
nunca fue lo mío; prefiero luchar.
.
Verso Prisionero
.
................
.
II
.
Soy Capricornio
.
Por si alguien lo duda, soy tierra, soy fuego,
y soy, Capricornio, fervoroso amante.
Soy quien te protege cuando te reniego,
y nada me espanta de tu voz punzante.
.
Me llena de orgullo mitigar tu ira,
sin miedos, sin prisas, cuando te respiro,
igual que a tu mente que de amor suspira,
por un hombre necio cuyo verbo admiro.
.
Camino en el vértice de la Luna Llena,
rogando a tu boca el beso penado.
No me quema el sol, herido de pena
cuando el corazón se siente violado.
.
Cuidado, cuidado, si de mi voz dudas,
no soporto el ego, ni el beso de Judas.
.
Manolo Gimeno Cervera
.
............
.
III
.
Libra.
.
¡Oh Venus hermosa del éter lejano!
Tu fulgor de estrella, el cosmos si fin
contempla aturdido, admira pagano,
y emite fragancias de almizcle y jazmín.
.
Tú riges a libra, con la grácil mano
le das equilibrio y ardiente carmín;
en los dos platillos de lo cotidiano
mezclas las pasiones con son de violín.
.
Constelación madre de amor y armonía,
bañas a tus hijos en la clara luz
del ansia que aleja la monotonía.
.
Y lanzada al viento, las manos en cruz,
—entre los destellos de la fantasía—
guías la justicia tras venda o capuz.
.
Inmaculada Nogueras Montiel
.
.........................
.
IV
.
Piscis
.
Ser piscis es ser lo que yo quisiera,
mis prietas escamas cambian de color;
lo mismo me cubro de intenso verdor
que amanece malva mi boca ligera.
.
Neptuno, me mira como si pudiera
clavarme el tridente con su resplandor,
pero en mis aletas guardo tanto amor
que apenas me roza su barba guerrera.
.
Disfruto la mar, es dulce su orgullo,
y, aunque su sal bañe mi melancolía,
siempre me rodea de inmensa ternura.
.
Rebelde con causa, me basta un murmullo
para ver el cebo de la hipocresía
y nadar en contra de mi sepultura.
.
Ana María Valladolid
.
...........
.
V
.
Una tarotista, me dijo indignada
que en astrología, yo era más que lerdo,
y le respondí: “Por eso estoy cuerdo.
Sobre Astronomía, tú no sabes nada”
.
El zodiaco miente sobre tu destino,
sobre tu carácter, sobre tus manías,
se burla y te engaña con sus tonterías,
te tima y te embauca, es un desatino.
.
Es efecto Forer, una pseudociencia,
es una patraña falsa extravagante,
es superstición que yo no me creo.
.
A veces me enfado, pierdo la paciencia,
mi signo es de fuego, por tanto, arrogante.
Trato de evitarlo, por eso yo Leo.
.
Rufino Garcia Alvarez
.
...............
.
VI
.
Virgo
.
Dicen que soy virgo, casi me lo creo,
pues hace algún tiempo que nada de nada
-¡ay, por Dios amiga!, si eres mal pensada-,
yo me refería a que nunca leo
.
lo que me predice el brujo Mateo
cuando compro el diario por la madrugada:
que si adquiero casa que venga amueblada,
que vaya a Japón sólo de paseo...
.
Lo que bien me creo es que perfecciono
lo que me preocupa muy discretamente,
y, de doce signos..., ¡mi signo es mujer!
.
A mis amistades yo las selecciono,
pero si tú quieres, siempre eternamente,
con mucho cariño te puedo querer.
.
Amelia Blanchard
.
..............
.
VII
.
Acuarios pirados
.
No se lleva bien con lo rutinario,
le gusta lo nuevo y a veces lo inventa
es un detallito a tener en cuenta
si la realidad la cuenta un acuario.
.
Suele defender justo lo contrario
que la mayoría creyendo que enfrenta
a una masa informe que nunca argumenta.
Suele terminar siendo un solitario.
.
De muestra, un botón, cuando juega un juego
en el que la norma es hacer dodecas
él, que va por libre, se salta el detalle.
.
Así que su parto sale desde luego,
típico despiste, escrito en endecas.
¿Rebelde? Pringado. Es mejor que calle.
.
Manolo Gonzalez
.
.........
.
VIII
.
Piscis
.
No soy una trucha, no soy salmonete,
tampoco un escualo o un barbo o un mero,
ni un triste siluro ni un nimio chanquete,
ni raya ni arenque ni pez arenero;
.
ni perca, piraña, percebe, besugo,
lubina, marrajo, salmón, pejesapo,
lenguado, sardina, gambón, jaramugo,
almeja, langosta, saltón, gusarapo...,
.
ni plácida foca; ni soy cachalote,
siquiera ballena, ni tierno alevín.
Soy todos los piscis, del mar el azote,
.
la pérfida orca buscando un festín
en agua bendita de aquello que flote,
ya pez o cangrejo o un rico delfín.
.
Marcos Circenses
.
................
IX
.
Sagitario
.
Los signos del cosmos relumbran si llego
con amplios alardes de franco optimismo,
pues lanzo mis flechas de risa y de fuego
y rompo los planes del gris cataclismo.
.
Yo soy el centauro que anima las fiestas
o aquel que contagia sus propias locuras;
el grupo de estrellas escucha mis gestas
y logro que anhelen vivir aventuras.
.
Quizás, solo finjo que alejo dolores
y entierro en cenizas los hondos temores
al ver cómo escapan mis sueños de amor.
.
Yo soy el tormento con llamas felices,
la alegre nostalgia de amargos matices
detrás de unas chispas de irónico humor.
.
María Rosales Palencia
.
.............
.
X
.
Capricornio
.
En pleno Diciembre e incluso en Enero,
la cabra salvaje comienza su andanza
pisando con fuerza el duro sendero
y, pese al mal tiempo, avanza y avanza.
.
No entiende de prisas, mas sí de dinero,
es práctica y terca e inspira confianza,
y ante una amistad se saca el sombrero,
pidiendo tan solo alguna alabanza.
.
Después alguien cuenta lo del ascendente
y rompe en pedazos la magia del signo:
el aire es de fuego y el agua de tierra,
.
y con ese lío mejor que uno invente
la forma de ser que lo haga más digno
y deje de lado los astros en guerra.
.
Tere Bas
.
.............
.
XI
.
LIBRA
.
Nacida en septiembre, con aire otoñal,
soy de la balanza la errática estrella
que busca insegura lo justo y cabal
y pasa volátil sin dejar ni huella;
.
Soy la fiel guardiana del amor astral
y del equilibrio que al albur destella,
cuando viste Venus de rojo coral
y levanta el vuelo la grácil sisella.
.
Al este de escorpio, sin sol que me alumbre,
habito el silencio de la arpada cumbre
bajo los destellos de, Virgo, al oeste.
.
Ante la belleza de un cielo infinito,
como las ulagas del amor transito;
¡soy Libra, y habito bajo el tul celeste!
.
Mari Carmen Rodríguez Camargo
.
.............
.
XII
.
Cáncer
.
Náyade cautiva, Ninfa de Selene,
es la mujer luna de mar interior;
su fuerte coraza protege y sostiene
aquello que ama, su paz y su honor.
.
Trópico de Cáncer, su signo contiene
tal fuerza emotiva que es un gran actor;
leales, tenaces, nada les detiene,
por bien van a muerte, por mal es peor.
.
Es sabio y es mago; es la bruja blanca,
su alma es una sombra que todo ilumina,
hijos del solsticio, su encanto es lunar.
.
Tan solo cultivan la amistad que es franca,
porque para un Cáncer es misión divina
amar solo aquello que es digno de amar.
.
Mardy Mesén Rodríguez
.
...............
.
XIII

LEO
.
Naces en verano en plena canícula
y en ti rige Régulo “el pequeño rey”,
pero yo prefiero al rey de película
“Richard the Lionheart”, cruzado de ley.
.
Volviendo al horóscopo, un signo de fuego
se impone en lo alto. Si ruge el león
las otras estrellas van a Villadiego,
dejando la noche para su patrón.
.
Peca de egocéntrico, le encanta la fama,
y se cree el líder de los otros signos;
pero esta comedia acabará en drama
cuando se rebelen los que son más dignos.
.
Personaje ambiguo, de rey a bellaco,
para quienes creen eso del zodiaco
.
Ricardo Fernández
.
............
.
XIV
.
VIRGO
.
Según el horóscopo, es signo de tierra,
que observa la vida minuciosamente.
Aunque es muy tranquila, parece demente
frente a las personas que le buscan guerra.
.
De mente analítica y perfeccionista
en su timidez, pero es tan amable,
al enviar abrazos de luz agradable
con suaves destellos, que a muchos conquista.
.
No busca el aplauso, es noble mujer;
cuando emite juicios, dice la verdad,
con suaves vocablos de amor y bondad
y quiere a la gente que nutre su ser.
.
Impregna su vida con simples palabras
de erráticas voces y de abracadabras.
.
Isa Terenzano
.
............
.
XV
.
GÉMINIS
.
Sombra y luz, en lúdica guerra conjugadas,
vigilan celosas, con sus catalejos,
un mundo poblado de brujas y hadas
que se les revela desde los espejos.
.
Entre claroscuros, certeras espadas
apuestan sus risas y llantos más viejos,
al eterno juego de cartas marcadas
por tiernas palabras y cínicos dejos.
.
Mercurio las dota de sutil donaire
-advierten los astros que se desconfíe-
y un halo agridulce de mieles y sal.
.
Con dos caras hechas de sueños y aire
te compra, te vende, te atrapa y sonríe
la grácil moneda del bien y del mal.
.
Sahíly Aguilera
.
.....................
.
XVI
.
ACUARIO
.
Ando con retranca y voy cuesta abajo,
la carga me empuja y noto presión,
pero al ser acuario, tengo condición
y cuanto me llega lo asumo y lo encajo.
.
En sus olas llanas bogo y me relajo,
porque al fin acuario me presta atención,
controlo a medida su intenso aluvión
y aunque mucho empuje a él no me rebajo.
.
Siempre me mantuve de su acción pendiente
y ante su oleaje casi permanente
yo bien le calculo su fuerza de empuje.
.
Nos compenetramos, somos compatibles
y nuestros idiomas son muy entendibles;
y ni a él ni a mí el alma nos cruje.
.
Manuel Mejía Sánchez-cambronero
.
.................
.
XVII
.
Leo
.
Repleto de mitos nacidos del fuego,
corre por mis venas su sangre caliente;
soy considerado, cordial con la gente,
y algo soñador , pero no soy ciego.
.
Un poco tozudo,cosa que no niego,
pero soy sincero, claro y transparente;
más que del futuro, vivo del presente,
pues suelo dejarlo todo para luego .
.
Tengo a mi costilla siempre alborotada,
eso es una suerte que vivo a diario,
porque así la tengo, cerca de pasada.
.
Dicen que al ser Leo soy autoritario,
pero en realidad de cierto no hay nada,
yo me llevo bien hasta con acuario*.
.
Ramon Bonachi
.
.............
.
XVIII
.
Escorpio
.
Yo vengo del agua mas soy puro fuego,
soy pasión y fuerza, rey de corazones,
a veces me cuesta someter al ego
y cuando me ofusco no escucho razones.
.
Soy muy dadivoso con todo lo mío,
si la causa es buena, me doy sin medida,
aunque muchas veces termine en un lío
y pase las noches lamiendo mi herida.
.
Y es que al que ama mucho con poco lo hieren,
porque todo entrega y lo espera todo.
Soy como un volcán en plena erupción,
.
repartiendo amores a las que me quieren,
mas tengan cuidado los que me echen lodo,
que tengo ponzoña como el “Escorpión”.
.
Luis Salvador Trinidad
.
..........
.
XIX
.
VIRGO POTENS
.
Nací por septiembre, cuando las cosechas
llenaban de grano trojes y graneros;
pintaban las verdes viñas los primeros
racimos rosados por aquellas fechas.
.
Dejaba el verano marchitas, maltrechas,
las flores de campos, lindes y senderos
y las golondrinas, en vuelos rastreros,
a un cálido cielo iban como flechas.
.
El sol de septiembre ponía en la espiga
sus luces de fuego, la piel de cristal
de Astrea brillaba junto al gran León. (1)
.
Nacer bajo el signo de Virgo me obliga
a ser consecuente, digno y racional…,
si así me lo exige mi constelación.
.
Reyes Ferrándiz
.
.....................
.
XX
.
Fuego Marciano
.
Dictaron los astros que sea de fuego
y Marte me dota de intensa locura.
Soy Aries, por eso, ni pido ni ruego
y nada me frena pues llevo armadura.
.
Me tildan de terca, y yo no lo niego,
pues es mi cabeza la piedra más dura,
si digo que voy, seguro que llego,
si digo que subo, se mengua la altura.
.
Peco de sensible, también de impulsiva,
dicen que de honesta y de aventurera,
quizás de orgullosa y de independiente.
.
Sea como sea me gusta estar viva,
soy fiel a mi misma y tan, tan sincera
que nunca perdono a aquel que me miente.
.
Mar Garcia
......
.
XXI
.
Nací, casualmente, un doce de enero
cerca de las once. Me llaman la cabra,
sin embargo, tengo fuego de carnero
cosido en las tripas de cada palabra.
.
Soy de tierra y fuego según el zodiaco,
pero siento el agua correr por mis venas
y el aire me impulsa el ritmo cardiaco.
No logro amarrarme con esas cadenas.
.
Me gusta la historia, la mitología,
soñar que los astros me donan su luz;
que aquella mañana en que yo nacía
con cada elemento formaron mi cruz.
.
Mi cruz que no pesa, mi dulce camino
donde todo cabe sin meta o destino.
.
Helena Restrepo
.
........
.
XXII
.
Acuario al cuadrado
.
Estoy casi “in albis”, de ahí mi retraso.
Y no soy poeta, todos lo sabéis,
y escribir de acuario..., ¿de verdad queréis
que el mundo se entere de mi verbo escaso?
.
Dicen que el acuario es algo payaso,
y yo me lo creo, y todos lo veis;
y además os miente, pero le creéis.
Con tanto dislate, voy llenando el vaso...
.
No comprendo nada, ni lo que yo digo,
mas los astros dicen que tengo un doblete
porque mi ascendente se cruzó conmigo.
.
¡Al cuadrado, encima! Hay que ser zoquete;
Yo me voy volando a ver si consigo,
de una vez por todas, salir de este brete.
.
Teresa Fernandez
.
................
.
XXIII
.
Tauro
.
Al abrir mis ojos al mundo, cual rosa
en un mes de mayo, ¡me gustan sus flores!,
el cantar de pájaros me pone animosa
porque brilla el sol, ¡qué bien, sus calores!
.
Al abrir mis labios al mundo, jocosa,
enseño mis dientes que son los autores
de muerdos en fruta, jugosa y golosa,
que crío en el huerto ¡con muchos sudores!
.
Al abrir mis manos al mundo del tacto,
del mal y del bien tauro es el honor,
el libre albedrío, la amistad sincera.
.
Al abrirse el mundo de mi lado abstracto,
dan las injusticias este pundonor
para corregirlas como una guerrera.
.
Caridad Jimenez Parralejo
.
................
.
XXIV
.

Géminis
.
Viento y aventura de noche serena
con la doble cara del sol y la luna
en las horas dulces por toda fortuna
para que me embriague de una vida plena.
.
Espíritus libres que al reloj de arena
no le ponen freno ni barrera alguna,
gemelos alegres que en la misma cuna
rompieron con fuerza la sutil cadena.
.
Las constelaciones y sus firmamentos
en el más brillante de los edificios
levantando mundos en pocos momentos.
.
Miles de facetas y otros tantos vicios
en amables caras y muchos portentos
que a todos sorprenden faltos de prejuicios.
.
Enrique Sabaté
.
...............
.
XXV
.
Sagitario
.
Según el oráculo del cosmos arcano,
heredé el carisma de un híbrido ser
-mitad animal y mitad humano-,
que regía el cielo de mi amanecer.
.
Me confirió el credo de un dios espartano,
-que acata los pasos de mi errante hacer-,
y el alma de un frágil cristal de Murano,
que no teme al fuego del vil Lucifer.
.
Quisieron los hados que fuera en la vida
el alma gemela de un ángel caído
que habita en la piel de un noble guerrero,
.
que no teme al rayo de la ardiente herida,
porque, de las flechas del ciego Cupido,
le protege el aura del centauro arquero.
.
Azarías DLeyre
.
..............
.
XXVI
.
Libra
.
Luminosa estrella que, en mi nacimiento,
el planeta Venus me vino a entregar.
El aire me envuelve, pues es mi elemento,
aunque mi ascendente me lleve hacia el mar.
.
Conjunción de astros en el firmamento:
Piscis junto a Libra, en mi caminar;
aunando el misterio con el sentimiento,
y ayudando a aquel que haya que ayudar.
.
Mi signo es justicia, es arte y belleza,
derroche de amor y delicadeza,
que pone en balanza mente y corazón…
.
Mas nadie pretenda jamás engañarme,
porque puedo entonces desequilibrarme
y mi suave brisa se vuelve ciclón.
.
Carmen Aguirre
.
.............
.
Epílogo
.
Zodiaco
.
La tierra y el viento, el agua y el fuego,
los cuatro elementos que alientan e inspiran,
no atienden al grito ni al llanto ni al ruego
de aquellos planetas que elípticos giran
.
formando galaxias, forjando destinos.
Sus leyes son firmes, constantes, seguras,
y llenan el cosmos de etéreos caminos.
Y más te diré, si acaso me apuras:
.
en cada revista, periódico o diario,
dos páginas llenan narrando futuros.
Son doce sus signos, el pez, el león,
.
la cabra, el carnero; y están: Sagitario,
gemelos y vírgenes, Ganímedes, uros,
balanzas, cangrejos y algún escorpión.
.
Marcos Circenses

sábado, 28 de abril de 2018

Un etéreo suspiro (Corona Nº 3)



Grupo: Malditos Bastardos
(Sonetos Alejandrinos)

Soneto 0
.
Cómo enjugar el llanto de un etéreo suspiro,
cuando gime el silencio de mi apagado ayer,
si al mirar al futuro el presente da un giro
convirtiendo en pasado lo que no ha de volver.
.
Las noches y los días se van por el torrente
del caudaloso río de un mundo claroscuro,
donde el lodo del tiempo nos aferra inclemente
anegando los sueños en su mar de cianuro.
.
Es tal la brevedad de la existencia humana,
que gritan al ocaso los miedos que amamanto
al compás de las horas de un reloj sin esfera.
.
Es tan breve la aurora que precede al nirvana
del estado perfecto, sin temor ni quebranto,
en las prímulas manos de alguna primavera.
.
.
I
¿Cómo enjugar el llanto de un etéreo suspiro
mientras la vida canta su leve ensoñación?
Mi humana consistencia, la piel con que respiro,
en su afanosa angustia, no encuentra explicación.
.
Mi corazón se abisma al vigor que quisiera,
y, agotado en sus ansias, asume su derrota;
es su presente entonces el fin de una carrera
donde vertió su esencia, su sangre gota a gota.
.
Entre espinas y rosas, entre rosas y espinas,
telúricas pasiones hoy son mito tan solo...,
destellos de memorias por desaparecer.
.
El tiempo, con sus manos hercúleas y asesinas,
ahoga en mi garganta el grito que acrisolo
cuando gime el silencio de mi apagado ayer.
.
Soneto II
.
Cuando gime el silencio de mi apagado ayer,
cuando cruje, se altera y colapsa el presente,
cuando siento que el aire aprisiona mi ser,
lo sopeso un instante y lo encaro de frente.
.
Pues la vida te empuja a lidiar sobresaltos,
a rendirte a la magia que, a menudo, intercala
este mundo asombroso carcomido de asfaltos
pero experto en placeres que el amor acaudala.
.
Rodearse del lujo que atesora la tierra
y mamar de su savia, de su esencia divina,
es sentir cómo vibra el placer al que aspiro,
.
es sentir que, en su aroma, mi palabra se encierra
y un proceso escondido lentamente germina
si al mirar al futuro el presente da un giro.
.
.
III
.
Si al mirar el futuro el presente da un giro
y quiere regresarme a un tiempo ya pasado…,
yo me obligo a seguir, y hacia adelante miro,
pues no vale la pena desandar lo ya andado.
.
Hay tanto por hacer, ¡y la vida es tan breve!,
que debemos vivir lo que brinda el momento;
el futuro es de aquel que a afrontarlo se atreve
y forja su destino con encarecimiento.
.
Hay que exprimir el zumo que nos dona el instante;
no perdamos el tiempo, pues el tiempo no espera,
sin remedio posible, sigue su acontecer…
.
Pasa rápidamente, de manera acuciante,
y al hilo de un suspiro se escapa en torrentera
convirtiendo en pasado lo que no ha de volver.
.
Carmen Aguirre
.
IV

Convirtiendo en pasado lo que no ha de volver,
vuela el corcel de Cronos, en su alocado huir,
tras un incierto instante que está por suceder,
hacia un ignoto espacio que está por descubrir.
.
En pos de un horizonte, que brilla en lontananza,
parte el tren de los sueños dejando atrás su otrora.
El mañana es un rostro que hacia el presente avanza,
y el tiempo -el maquinista de la locomotora-,
.
un legendario actor, que interpreta el guión
de un péndulo que oscila, sin alfa y sin omega,
por las siniestras sombras del río de la gente.
.
Y, en el lúgubre andén de una vieja estación,
esperando el silbido de un tren que nunca llega,
las noches y los días se van por el torrente.
.
.
V

Las noches y los días se van por el torrente
del tiempo que, impetuoso, le place borrar huellas,
arrastra los vestigios del sol en el poniente
y el resplandor de Orión y las demás estrellas.
.
El tiempo llega a todos, no existe escapatoria,
sentencia nuestras vidas sabiendo que es el dueño,
impone su condena y, al canto de victoria,
contempla nuestra muerte como si fuera un sueño.
.
Las horas nunca oyen ningún lamento o grito,
ya pronto dejaremos vacías las piraguas
con las que ayer soñamos bogar hasta el futuro.
.
El tiempo es invencible, su plazo es infinito.
Nuestro recuerdo irá a las profundas aguas
del caudaloso río de un mundo claroscuro.
.
Amelia Blanchard
.
VI

Del caudaloso río de un mundo claroscuro
nacen negras pasiones en discusión extrema;
enconadas corrientes de pasado y futuro
trasnochan sentimientos en épico poema.
.
El incierto presente se pierde entre rapaces
de un vivir temeroso por un final certero,
que como espada pende inmune a los disfraces,
íntimos y conjuntos, del universo artero.
.
Nacemos y pasamos en tránsito fluido;
gozamos y sufrimos en busca del rumor
de la felicidad, que anhela toda mente.
.
Pero nada es eterno, y al final el sentido
de todo lo luchado transmuta sin pudor,
donde el lodo del tiempo nos aferra inclemente.
.
.

VII
.
Donde el lodo del tiempo nos aferra, inclemente,
el pasado regresa con el rictus amargo
y el recuerdo incesante de su voz recurrente
nos horada las sienes cuando el tránsito es largo.
.
Cuando el tránsito arisco de crespones se viste
y en la senda olvidamos un reguero de cruces,
se desploman las ganas tras el ánimo triste
porque al brillo del alma se le apagan las luces.
.
Porque sufren las carnes por los seres perdidos
al dejar tras los pasos ideales vencidos,
mientras brota del pecho nuestro lado inseguro.
.
Existir es luchar contra el piélago a solas,
es hundirse en la espuma de las pérfidas olas
anegando los sueños en su mar de cianuro.
.
María Rosales Palencia
.
VIII

Anegando los sueños en un mar de cianuro.
Así, alado el espíritu torpemente se queda,
de un recuerdo ruinoso, apoyado en el muro,
a aguardar a que el tiempo dictador retroceda.
.
Y el cerebro que, angustias, incesante cavila;
y el horror de saber; y la ignorancia fatua
que se arroga el dictamen y que ordena la fila,
y decide la forma y el color de la estatua.
.
Y ponerse a gritar para adentro sin voz
por la muerta virtud con tardo panegírico.
Y la vida que en horas baladíes desgrana
.
su termino implacable, su péndulo feroz
- acaso algún amor, algún consuelo onírico...-,
tal es la brevedad de la existencia humana.

Roberto Francisco Almeyda Rospigliosi
.
IX
Es tal la brevedad de la existencia humana
y tan largo el camino que lleva a la certeza,
que me deslumbra, a veces, cualquier brillo que emana
de un fugaz pensamiento preñado de tristeza.
.
La vida es la corriente de un mar embravecido
que arrastra nuestras almas, sin pausa ni medida,
al punto silencioso de un tiempo permitido,
donde un adiós callado es una despedida.
.
Camino atando pasos de forma vacilante
y llevo siempre ocultos los íntimos temores,
los sueños, los deseos, la risa y hasta el llanto.
.
La sombra del pasado se alarga rutilante
y deja al descubierto un ruido de clamores
que gritan al ocaso los miedos que amamanto.
.
Tere Bas
.
Soneto X
.
"Que gritan al ocaso los miedos que amamanto"
y "llora en mis entrañas el eco de su rostro"
-metáforas impropias de un pecho sin calostro-
son hebras que desprende la túnica de amianto.
.
Si acaso no entendieseis lo claro como el agua,
no debe preocuparos. Los actos más perversos
están en las palabras; y anidan en los versos
las místicas cadencias que nuestra mente fragua.
.
Por ello, es evidente que somos, cada uno,
la máquina imperfecta que mueve la memoria
de todo el colectivo de humanos en la hoguera.
.
La vital paradoja de un romano tribuno
revistió de supuestos la verídica historia
al compás de las horas de un reloj sin esfera.

.
XI

Al compás de las horas de un reloj sin esfera,
cuando puebla un suspiro el volcán de mi pecho,
cuando esconde el ayer sus cenizas y fiera
resucita la savia que nutriera al helecho;
.
cuando el mundo se queda en tu voz detenido
y se asoma a mis ojos la radiante alegría,
en la curva existencia, es el plazo vencido
un borrón entre niebla en la gris lejanía.
.
Es el vasto horizonte de color amapola,
y amapola es el aire, y amapola es el mundo
que descansa en tus manos de viril porcelana.
.
Mas la aguja se mece, enigmática y sola,
precipita su paso y adelanta un segundo:
es tan breve la aurora que precede al nirvana.

.
XII
.
Es tan breve la aurora que precede al nirvana
y un segundo es la vida por muy larga que fuera ,
el tiempo es arma sucia de una deidad tirana
que condena lo vivo a su extinción certera.
.
Es breve la existencia, aunque cien años dure,
porque un siglo no es nada comparado a lo eterno,
y, cuando el tiempo ataque y a golpes nos madure,
nuestro otoño de prisa se tornará en invierno.
,
Mas cuando la esperanza a la fe fortalece,
la brevedad del tiempo acorta la amargura
y poco a poco triunfa el gozo sobre el llanto.
.
Y, tras la noche oscura, el sol siempre aparece,
y regresa a la vida el sentido y cordura
del estado perfecto, sin temor ni quebranto.

Luis Salvador Trinidad
.
XIII

Del estado perfecto, sin temor ni quebranto,
se especula con gracia en cien mil direcciones
que se estrellan ingenuas contra el cíclico encanto
que le dan a este mundo los miedos y emociones.
.
El arriba, el abajo, el fracaso y la gloria,
la alegría y la pena…, condimentan la vida
y se muerden la cola en forma giratoria;
la sutura es valiosa mientras duela una herida.
.
Es obsesa la búsqueda del camino del medio,
infructuosa, además, contra toda natura;
retener, controlar, no existe una manera.
.
El otoño será del verano el remedio,
y el invierno querrá para el frío la cura
en las prímulas manos de alguna primavera.

.
XIV

En las prímulas manos de alguna primavera
se agolpan los recuerdos de añorados abriles,
proyectos incumplidos quedaron en quimera,
distantes y lejanos los sueños juveniles.
.
¿Hay mundos paralelos en otras dimensiones,
en esferas tangentes, por el Cosmos dispersos,
que permitan huir de tantas frustraciones
y saberse más joven en otros universos?
.
Cuando el paso del tiempo te sumerge en la pena,
cuando han enmudecido clamores añorados,
cuando el inútil llanto acompaña al retiro,
.
¿cómo contar los granos en un reloj de arena?,
¿cómo escuchar el eco de unos labios sellados?,
¿cómo enjugar el llanto de un etéreo suspiro?

Rufino Garcia Alvarez