martes, 20 de agosto de 2013

MORTAJA DE LUNA Y VIENTO





Sonidos de yunque y fragua

ahondando el sentimiento.

Banderas por las esquinas...

por las esquinas del tiempo.



Se van clavando rejones

de magia, duende y misterio.

Y el aire se vuelve verde,

¡y la campana, lamento!...

y la noche es aún más noche,

¡y el silencio es más silencio!



Ya el aire gime que gime...

¡ya el aire dice gimiendo!:

“que cubran a Federico

con mortajita de viento”.



Arañas de escalofríos

por la espalda van subiendo.

Un latido de jazmines

agoniza contra el suelo;

y la pena negra fluye

hasta el brocal de mi pecho.



Y el aire gime que gime...

¡y el aire dice gimiendo!:

“a los senderos del agua

ponedle crespones negros”.



Mortaja de viento y luna,

¡mortaja de luna y viento!,

que cubran a Federico

de azahares y luceros.

Que duerme en una veleta...

¡entre la tierra y el cielo!.


                                  ©  Carmen Aguirre

Poema leído en la Casa de la Cultura de Fuente Vaqueros (Granada)
en el acto conmemorativo del Centenario de García Lorca. Agosto 1998