jueves, 11 de junio de 2015

ACARÍCIAME


(Soneto alejandrino)

 
Acaríciame el pelo, como lo hiciera el viento.
Dame un beso suave, sin apenas rozarme…
Mi boca está clamando, mi cuerpo está sediento,
y anhelo fieramente en tu cuerpo anegarme.

Y cuando ya el deseo se torne más violento
quiero sentir tu lengua por dentro acariciarme,
y hasta el último sorbo me beberé tu aliento
mientras cierro los ojos, sintiéndome abrasarme.  


Convoquemos la danza, cadera con cadera…
tu mano será luz que encienda mi aureola.
No demores, amor, ¡no aguanto más la espera!

Unamos nuestras bocas, las dos, en una sola
y moriremos juntos en la infinita hoguera
cuando brote el jazmín dentro de la amapola.


Carmen Aguirre
4/ 6/ 2015


2 comentarios: