lunes, 14 de noviembre de 2016

CORONA DE SONETOS



Soneto 0
.
Hacia una larga y dura travesía
-desplegando su regia arboladura-,
sin saber a qué puerto arribaría,
zarpó la nave en pos de la aventura.
.
A capricho del viento navegaba,
pues el viento era el dios de su destino;
entre las tempestades le llevaba
a luchar por salvarse de su sino.
.
Las sirenas cantaron sus canciones
al reflujo que arrastran las mareas.
El cielo derramó constelaciones,
haciendo relumbrar las odiseas.
.
Después de sufrimientos y abordajes,
volvió a su playa envuelto en oleajes.
.
Carmen Aguirre
.
.
Soneto I
.
Hacia una larga y dura travesía,
al pairo, recogido todo trapo,
sin víveres, sin rol ni compañía
y el cuerpo lacerado y al solapo.
.
No es fácil escapar de Poseidón.
Atenea usa artes minuciosas,
pero me ha concedido protección
para surcar las cumbres espumosas.
.
Sabiendo que mi casa es acosada
y que a mi esposa atacan las rapaces,
hierve mi sangre, en furia declarada,
y no se arredrará ante los audaces.
.
Arremete feroz la noche oscura
desplegando su regia arboladura.
.
Inmaculada Nogueras M.
.
.

Soneto II
.
Desplegando su regia arboladura
nuestro barco despierta de su siesta,
de la mar enfrentamos la bravura
y del cielo la torva predispuesta.
.
Desteñían las luces los aperos,
crujía la madera quebrantada,
quedaron nuestros cuerpos prisioneros
guiados por la vela perforada.
.
Pusimos nuestra mira en los tesoros
más allá de las olas delincuentes
y, siendo bravos seres indoloros,
tendimos en la espuma nuevos puentes.
.
¡La sangre visitó la bizarría
sin saber a qué puerto arribaría!
.
Jsoe Batazos
.
.
Soneto III
.
Sin saber a qué puerto arribaría
vimos partir la nave de Odiseo,
huyendo de la Troya que aún ardía
por las azules aguas del Egeo.
.
A merced de los dioses vengativos
que dirimen, celosos, sus querellas,
los osados guerreros fugitivos
afrontamos los truenos y centellas.
.
Aguantamos los más negros presagios,
y se escuchan oráculos fatales
que advierten de hecatombes y naufragios
y de luchas sin fin, descomunales.
.
Sin miedo a la dudosa singladura,
zarpó la nave en pos de la aventura.
.
Mayka Fe
.
.
Soneto IV
.

Zarpó la nave en pos de la aventura.
Fui héroe cual hombre renacido,
ignoto de su viaje y desventura,
el piélago me espera estremecido.
.
Los peligros acechan mi valor,
mil truenos, mil hechizos, mil sirenas
mostraban sus entrañas sin rubor,
besaban con ternura mis cien penas.
.
El regreso se torna harto espinoso,
naufragios, emboscadas y prisiones
marcáronme el trayecto más ruinoso,
torcieron navegando mis renglones,
.
La barcaza que a mí me bautizaba
a capricho del viento navegaba.
.
Butterfly
.
.
Soneto V
.
A capricho del viento navegaba,
las sirenas prendaban con sus cantos
el amor que yo exiguo rechazaba
y el poder que ofrecían sus encantos.
.
Hubo dioses que nunca me quisieron,
y ciego es Polifemo por mi audacia;
las tormentas a mí me persiguieron,
desatando en los mares mi desgracia,
.
hechiceras que quitan la razón,
pues quieren acabar su soltería;
desoyendo el latir del corazón
le devuelvo a la mar mi fantasía.
.
Mas no alcanzó la muerte su camino
pues el viento era el Dios de su destino.
.
Mayu Redondo
.
.
Soneto VI
.
Pues el viento era el dios de su destino,
el mismo que me llena de victorias,
y tienen el sabor del don divino
los triunfos que me cubren con sus glorias.
.
No vuelo sobre nubes de algodones
pues debo de luchar con valentía,
tratando de cuidar mis emociones,
mostrando sensatez y gallardía.
.
Yo vivo mi aventura sobre el fuego
y enfrento a los peligros con coraje,
disfruto de la guerra y del sosiego;
soy príncipe con sangre de un salvaje.
.
Y flores a la ninfa que yo amaba
entre las tempestades le llevaba.

.
Poly Gomez Flores
.
.
Soneto VII
.
Entre las tempestades le llevaba
el mar salpicaduras de las olas,
a la vela y la quilla que intimaba
al estruendo escondido en caracolas.
.
Revivo los segundos de la dueña
de mi anhelo y el beso que lo impulsa.
El velero se aviva y, como enseña,
el navío se orienta y se propulsa.
.
El miedo se presenta en un instante,
me repito a mí mismo "es pasajero",
el valor sobresale fulgurante
y reviste el añil aventurero.
.
Y el amor precipita al peregrino
a luchar por salvarse de su sino.

.
Ramona Gil
.
.
Soneto VIII
.
A luchar por salvarse de su sino,
rezaba en la odisea portentosa.
Hay cíclopes borrachos por el vino
y ninfas de pasión muy venenosa.
.
Silba el viento en las cuerdas de la nave
y las olas se erizan a su paso,
mi astucia, para el éxito, es la llave,
pero ronda el peligro y el fracaso.
.
En Ítaca, el hogar, vive mi amada,
rodeada de muchos pretendientes,
tejiendo está un tapiz, ilusionada,
dando largas a tantos oponentes.
.
Mientras tanto, hechizando corazones,
las sirenas cantaron sus canciones.
.

Carlos Elpoetaartesano
.
.
Soneto IX
.
Las sirenas cantaron sus canciones
para hacer placentero el largo viaje,
me hicieron presentir las emociones
que habría de vivir junto al pasaje.
.
Las dejamos atrás y, sorprendida,
vi a un cíclope mirar, con su ojo abierto,
con mirada brillante y encendida,
a nuestra débil nave en mar desierto.
.
Yo me puse a gritar, y a mi locura
apareció Odiseo poderoso,
nos ayudó a seguir sin desventura
y se prendó de mí, fue tan hermoso...
.
- ¡Ayúdame a salvarme, si deseas,
al reflujo que arrastran las mareas! -.
.
Mª Jesús Vivas Albo
.
.
Soneto X
.
Al reflujo que arrastran las mareas
zarpé con mi fragata hacia la mar,
arredrado por góndolas aqueas
que buscaban sus penas vindicar.
.
Huí a la bella isla gravitante
de Eolia -donde Eolo me esperaba-,
un muro indestructible y rutilante
de marmóreo bronce la acotaba.
.
Bien recibida fue mi aparición,
gran familia tenía don Eolo;
le amparaban la flauta de Tritón
y el viento de Cronido desde el polo.
.
Al partir resonaron mil trombones,
el cielo derramó constelaciones.
.
Bruno Nash Arias
.
.
Soneto XI
.
El cielo derramó constelaciones
brillantes como el sol de mediodía,
Elena me lanzó sus maldiciones
buscando acreditarse mi agonía.
.
Me lanzaron las ninfas sus agüeros
mostrándose tan bellas cual la luna,
admito que perdí muchos guerreros
que fueron a jugarse su fortuna.
.
Mas yo seguí luchando con mi armada
venciendo al enemigo en los “marullos”,
mientras tanto mi musa más soñada,
celosa me dormía en sus arrullos.
.
Vomitaban vapor las chimeneas,
haciendo relumbrar las odiseas.
.
Luis Salvador Trinidad

.
.
Soneto XII
.
Haciendo relumbrar las odiseas,
rozando el corazón del infinito,
al filo del abismo mis ideas
por los mares buscando lo no escrito.
.
Con mi gente he vivido con la muerte
si lo inmenso cultiva la ignorancia,
tan pequeña la gloria la convierte
que en este viaje aumenta su distancia.
.
¡Más cíclopes, sirenas, vengan vientos!
si nada ante mi mente es invencible,
pronto toman las riendas mis inventos
logrando ante su fuerza lo imposible.
.
Penélope es el fin de mis bagajes,
después de sufrimientos y abordajes.
.
Juan Risueño
.
.
Soneto XIII
.
Después de sufrimientos y abordajes
el cuerpo derretido por el helio
dispuesto en algas muertas y cordajes
al pie de un sol de nácar en su afelio.
.
Asido entre lotófagos y brujas,
esfinges cimarrones y rubíes
de un tiempo que se cuenta por burbujas
en míticas ciudades de alhelíes.
.
Espera en la emergencia y en el astro
que empuja este vagar contradictorio
en pos de una memoria de alabastro
de múltiples naufragios, lo ilusorio.
.
Más tarde galeote sin ropajes
volvió a su playa envuelto en oleajes.
.
Enrique Sabaté
.
.
Soneto XIV
.
Volvió a su playa envuelto en oleajes
el barco con salitre en el costado,
sin joyas, sin monedas, sin encajes,
con todo el esqueleto magullado.
.
Al fin, bajo los pies, el padre suelo
lamía los cordones de mis botas,
al fin el conocido y vasto cielo
cubría el sinsabor de las derrotas.
.
Mas la traición dormía con los míos;
por ella, por mi hacienda, por mi honor,
volví a luchar con renovados bríos
y obtuve la victoria y el amor.
.
La sangre desterró la tiranía
hacia una larga y dura travesía.
.

lágrima_azul
.

13 de Noviembre de 2016

4 comentarios:

  1. Ha quedado muy buena, Carmen! Gracias a la capitana y a toda la tripulación. (:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha quedado estupenda, porque he tenido muy buena tripulación.
      Muchos besos, Carlos.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Es que es verdad, que hemos formao un buen equipo
      ¡Ole y ole! .... y el que no diga Ole, que se le seque la yerbabuena.
      Besos, mi Carlos

      Eliminar